Celta Exclusiva TF20 Real Betis Real Madrid Real Sociedad Real Valladolid Villarreal

Celta, Betis, Villarreal, Real y Valladolid quieren a Reinier

Reinier Jesus no es un futbolista hecho para jugar en un filial en Segunda B. Lo ha demostrado en tres partidos a las órdenes de Raúl (dos goles y una asistencia) y en el equipo blanco creen que el siguiente paso es una cesión. Reinier no tiene sitio en el primer equipo. Primero porque es joven y segundo porque es extracomunitario y las plazas ya están ocupadas. Vinicius, Rodrigo y Militao ahora mismo, más Kubo y el propio Reinier. Así que saldrá cedido. TF20 ha conocido que son muchos los equipos de Primera que están interesados y ha confirmado que Celta, Betis, Real Sociedad, Villarreal y Valladolid han preguntado al Real Madrid.

El jugador de 18 años es interesante en muchos aspectos. Tiene mucho tirón como la última estrella emergente del fútbol brasileño, es un jugador que puede marcar diferencias y saldría cedido, algo que el próximo mercado será un valor añadido a tener muy en cuenta.

El Valladolid es un club amigo del Real Madrid. La presencia de Ronaldo ayuda, más siendo un jugador brasileño. Aunque en el equipo blanco hay cierto disgusto por el trato recibido en el pasado por Lunin o De Frutos. De ahí que ya no sea el amigo preferente.

El caso de la Real Sociedad es parecido, visto el éxito del préstamo de Odegaard. De hecho, el Real Madrid podría ofrecer al brasileño como contraprestación por recuperar al noruego antes del plazo previsto de dos años. Eso sí, los vascos volverían a pedir -exigir en esta ocasión- que la cesión fuera por dos temporadas.

Una cesión de dos años de Reinier

En la misma tesitura se encuentran Celta, Betis y Villarreal. Consideran interesante a Reinier, pero con 18 años puede ser pronto para el despegue del brasileño. También estarían interesados en una cesión de dos temporadas para poder recoger los frutos de su progresión en el segundo curso de cesión. Si el Madrid lo quiere recuperar antes, piden una compensación económica.

El brasileño tiene una ficha de un millón de euros, como Kubo, y el Real Madrid impondría una cláusula para penalizar al club al que cede al futbolista en caso de que no jugara. Si fuera habitual en las alineaciones, el coste sería prácticamente cero.

El equipo blanco pagó 30 millones de euros por él y espera que a partir del próximo curso empiece a demostrar que fue una apuesta acertada.

0 Comentarios

Clica aquí para dejar tu comentario