Internacional

Ribery revela su dura infancia: “Me dio carácter”

La vida de la leyenda de Francia Franck Ribery no fue nada fácil hasta que comenzó a destacar en el mundo del fútbol. El actual extremo de la Fiorentina no tuvo unos inicios sencillos. Al hecho de ser abandonado por sus padres biológicos en un convento nada más nacer, hay que añadirle la cicatriz que le marcó de por vida y le hizo más fuerte.


Cuando tenía dos años, sufrió un accidente de tráfico, tras el que fue llevado de urgencia al hospital y recibió más de 100 puntos de sutura. El resultado fue su famosa cicatriz, que a juicio del propio futbolista le hizo una persona más resistente. Desde que era un niño tuvo que soportar el rechazo y las humillaciones de la gente. Él era consciente de que se hacía notar entre los demás, aunque fuese sin quererlo. En unas declaraciones en el Canal + Sport, Ribéry explica por qué aquello le dio toda esa fortaleza para conseguir todas sus metas. “Me dio carácter y esta fuerza. Porque, cuando eres un niño y tienes una cicatriz como esta, no es fácil”, señala. Para su familia no tampoco fue fácil de llevar: “La forma en que la gente te ve, los comentarios: mi familia sufrió por esto”.

Ribéry se sentía observado

El extremo de la Fiorentina reveló que la gente lo señalaba por la calle para hacer comentarios e incluso lo destacaban no porque fuese una celebridad futbolística. “La gente decía: ‘Mira lo que tiene en la cara, mira su cabeza, qué es esa cicatriz, es feo…’. Allá donde iba, la gente siempre me miraba y no porque fuera buena persona o porque mi nombre es Franck, o porque fuera un buen futbolista, sino por la cicatriz”, finaliza.


A pesar de que lo vivido, que le llevó a una adolescencia turbia, el fútbol hizo que consiguiese enderezar su vida. Conoció pronto a su actual mujer, junto con su ascenso en su carrera deportiva, y consiguió abandonar la mala vida que llevaba en Boulogne-sur Mer. A partir de este momento, sólo se pudo observar su ascenso en el mundo del fútbol. Finalmente, llegó a convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo a principios de la década, por su incuestionable calidad.

0 Comentarios

Clica aquí para dejar tu comentario